viernes, 2 de mayo de 2008

El deseo de la carne que se desprende es el más furioso

Una escultura de Alberto Hernández

3 comentarios:

Jesús Mtz dijo...

Q chida imagen !!!
Un saludo.

Anónimo dijo...

Sin duda alguna.

He aquí tendones sobre ellos,
Y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos.

Llama al espíritu:
Ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos revivirán
Ezequiel 37(8,9)
El príncipe tona Cleto

fanfanal dijo...

xakgbah, ya capté el mensaje ¡sí me muero!