sábado, 19 de julio de 2008

Poeta Owen

Tengo la nave atolondrada
por culpa de un atolón.

Tengo en la cabeza
un litro de atole
de civilización.

Me he quedado
en el pasado
y el tiempo pasa,
sin poder
dar paso al frente.

No me importa
la vida del futuro:
quiero volver a la tierra
como una poeta Owen.

Volver a ver
mi muñeca
agitarse
sin ninguna medida,
sin escuchar la voz
de nadie,
en el jardín contiguo.

Desatorarme.

2 comentarios:

Tin dijo...

Cualquier fondo triste resplandece en tus líneas, tincilla. Se disipa pero está sin irse. Me dejas azorado, conmovido, como mudo. Qué valor podrían tener mis palabras delante de las tuyas, tan aéreas, vitales, alegres y hondas. Te quiero
juan josé

Row dijo...

Dice nuestro amigo Óscar que la palabra "muñeca" es ingenua, pero ella tiene dos funciones: la del juego, el regreso al jardín, y además, como dice nuestro "Pancho", la "muñeca" es una herramienta fundamental para que el poeta escriba. En fin, pasaré de maliciosa y obscena a "ingenua", no está mal...