sábado, 13 de septiembre de 2008

Los amantes

Emir Guerrero

1 comentario:

Ana dijo...

Siempre pensé que en mi tronco había una cara. Es divertido visualizarla tan claramente.