domingo, 30 de marzo de 2008

Aburrimiento I (Pura mentira)


Siempre he mentido,
nunca he sabido corregir mi mal ensayo.

Todo está dicho,
pero me importa tanto
esta indiferencia por el decir
que no me saco de la cabeza
que tiene que escribirse
como la voz de un ángel
que repite las mismas mentiras.

No hay ningún desafío
en esta palabra escrita,
en ella he cometido omisiones importantes:
he mentido, nunca la he tenido como a una amante importante,
nunca me ha hecho lo suficientemente feliz,
ninguna libertad comprendida la ha impulsado.
Soy una mujer sin destino aparente
que se dedica a tocar botones,
uno tras otro, sin tregua, víctima de un signo repetitivo,
y es sólo por eso que escribo.

1 comentario:

el negro de la nostalgia dijo...

Miente mentira, mintiendo que miente.
Me gusto Rowe.