jueves, 14 de junio de 2012

Cigoto recalcitrante, antisistema y amante de El Divino

La religión nunca aceptó que el paraíso estuviera en manos de la gente, se apropió de él a través de actos violentos, lo convirtió en un negocio del cual sólo pueden gozar las altas esferas, y lo dividió tajantemente del infierno, el cual colocó en las orillas de las ciudades. Mi convicción del eterno amor del Divino es inalterable, pero la religión casi nunca honra al Divino, de quien yo soy apenas un leguleyo que clama en el desierto útero de su madre, o, peor aun, uno más entre un montón que desaparecerá, sin duda, como carne de cañón -o peor todavía-, como carroña para buitres. Morirán mis hermanos porque les negaron la posibilidad de luchar por su vida, sin trampas, en igualdad de condiciones. Negar la vida que El Divino nos ha regalado a todos es un sacrilegio que tendrán que pagar los hombres. Todos sabemos lo que está bien y lo que está mal ¿para qué crear un sistema de creencias si Sus Preceptos son innegables? Y perdonen si a veces caigo en el lugar común, si me enlodo con ciertos sentimientos, que a fuerza de tanta distancia y tanta lejanía entre El Divino y nuestros seres, nos causan extrañeza y vergüenza; ambas deriban de la ignorancia, una ignorancia que crece en todas las cabezas como un insaciable cisticerco. Una ignorancia que no entiende que la justicia y el amor son posibles. Una tenia que se duplicó desde hace siglos en las esferas de la política y del clero, en las esferas que son intestinos, gruesos, delgados, intestinos alejados de la cabeza, intestinos que están haciendo del mundo pura mierda.   

2 comentarios:

Fernando Sojo dijo...

Bueno que se puede esperar en estos tiempos, ser recalcitrante es una opción y obligación dentro de la espiritualidad de la expresión artística, creo que existe premonición en todo ser que expresa el arte, sobre todo en estos vaticinios que llegan conscientemente ante la realidad que se destruye y se observa. Me gustó mucho tu escrito.
Saluditos Row.

Manuel Ruiz dijo...

"La ignorancia es un cisticerco". Se transmite por comer mierda ajena....


m.r.p.