viernes, 12 de junio de 2009

Soberbia e histeria

A veces me acuesto
sobre mi misma
y miro al suelo.

A veces miro
los ojos transparentes
de un muchacho.

A veces veo más allá del suelo
y encuentro una tarima,
un tinglado
y pienso que un día
los actores de allá arriba
seguirán mi dirección.

Pienso que el muchacho
de ojos transparentes
será actor de mi reparto
y que yo lo pondré a actuar
un guión de una sola palabra:
- Ámame.

3 comentarios:

ex - il@miro dijo...

...basta una palabra: el amor

Anónimo dijo...

Recomiendo espinas de utileria para la directora.


mrp

Canalla dijo...

No hay pecado mayor que la soberbia en la gnosis cristiana. El Rig Vedá atribuye la soberbia a los ángeles, como un acto de amor por el hombre; un acto de debilidad, no pecaminoso.
Saludos siempre admirados.