sábado, 5 de septiembre de 2009

Tomó el camino chueco

Qué impulso
tan osado
lo ha llevado
por caminos
tan temibles
y escarpados.

Cuán sórdidas pesadillas
ha encontrado
por el lodo
y la inmundicia.
¡Y el que iba por caricias!

Llantos, furias,
golpes, latrocinios,
tristes designios
del mal aventurado.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pobre cuate.....
JB

Tovarich dijo...

... solo un giro al pensamiento, pudiera salvar su alma, al desventurado.

Planeta dijo...

jajaja, qué joda.

Rowena Bali dijo...

Esta entrada fue -tristemente- un vaticinio.